Reducir el consumo eléctrico

 

El consumo de energía eléctrica es empleado hoy en día por todas las instituciones y la ciudadanía en general, su uso resulta primordial para una multitudinaria lista de objetos que trabajan a partir de ella y del uso doméstico masivo que se da a partir de ella; de hecho casi no nos podemos llegar a imaginar la vida moderna sin energía eléctrica…de hecho no estarías leyendo este artículo si no fuera gracias a la electricidad. 

Entre los países con un mayor consumo de energía eléctrica a nivel mundial encontramos  a:  China, Estados Unidos, Japón, Alemania, Canadá y Corea del Sur. Teniendo éstos un elevado consumo en promedio si los comparamos con el promedio que tendrían con el resto de los países en el mundo.

Factores a tener en cuenta al cambiar de compañia de luz

Una opción para encontrar una buena compañía de luz es que tengan unos servicios a la altura, esto es, que ayude a que los usuarios aprendan a hacer lo mejor para saber como pagar menos luz gracias a realizar un consumo de electricidad responsable. Para llegar a tomar tal decisión se deben de tomar en cuenta algunos factores:

La reputación de la cual la compañía luz goza: ¿Su forma de trabajo provoca una disminución en las estadísticas de contaminación ambiental? ¿Sus productos son más ecológicos? ¿Se sabe si sus productos tienen un menor consumo eléctrico con una igual eficiencia? ¿Nos proporcionan energía limpia (energía verde)?

Las tarifas que se manejan: lo viable que se pueden dar los pagos a la nueva compañía a cual pasaremos a ser clientes es un punto a tomar en cuenta a la hora de la toma de decisiones.

Pequeños consumos que repercuten en la factura

Todos necesitamos el uso de la electricidad, y queremos contar con la mejor compañía de electricidad, pero existen variadas formas de realizar un consumo  eficiente:

-Los  aparatos electrodomésticos de bajo consumo, con calificación energética A+ puede que sean un poco más caros que otros con menor eficiencia de consumo, pero a la larga y dependiendo del nivel de uso que le hagamos, nos va a resultar mucho más barato un electrodoméstico eficiente. Por poner un ejemplo, es como elegir el tipo de motor de un automóvil, si es para usos puntuales no nos importará tanto el consumo y primaremos en otros factores (deportividad, aceleración), mientras que si vamos a trabajar a diario con él nos interesa el que tenga el mejor equilibrio confort-consumo.
En este sentido, tenemos que mirar que los aparatos eléctricos que están permanente en marcha (nevera, congelador) o muy frecuentemente (vitrocerámica, lavadora, horno eléctrico) sean aparatos con certificado de eficiencia A o A+.

 reducir consumo electricidad

-Hay muchos electrodomésticos que permanente están consumiendo energía, aunque estén apagados. Nos hemos acostumbrado a un uso rápido e instantáneo de los electrodomésticos, dejándolos en espera (stand by) mientras no los utilizamos. Éste gesto genera un gasto de energía que perfectamente nos podríamos ahorrar. No tiene ningún sentido que dejemos el televisor en stand by durante las 8 horas que estamos fuera de casa, consumiendo a razón 6,6 watios/hora; por poner un ejemplo. Ocurre lo mismo con multitud de pequeños electrodomésticos de uso común en cualquier hogar:

  • Laptop:en modalidad dormido consume hasta 15,7 watios por hora.
  • Microondas si la puerta se deja abierta puede llegar hasta los 25 watios por hora.
  • Computadora de sobremesa: si se deja en modalidad dormido llega a los 21,1 watios por hora.
  • Cafetera 1,1 watios por hora

-A su vez, si queremos ahorrar en el consumo eléctrico, seamos responsables con el uso de los aparatos eléctricos. Si debemos utilizar el aire acondicionado o la calefacción, mantengámoslos en las temperaturas recomendadas (en el manual de cada aparato aparece la temperatura de uso recomendada); seamos responsables y mantengamos las habitaciones aclimatadas lo más estancas posibles para mantener la temperatura que deseamos y no estar encendiendo constantemente el aparato de aire acondicionado.

-Apaga las luces cuando no estés en esa habitación…sí, suena tonto y es de pura lógica, pero es muy habitual el derroche de energía eléctrica manteniendo encendidas luces mientras vamos a hacer cosas por otras zonas de la casa. Dicho sea de paso, es una buena idea ir sustituyendo todas las bombillas de diodo por las nuevas bombillas de bajo consumo existentes. Puede que el precio nos resulte caro al compararlas a las tradicionales, pero os aseguramos que en lo que os ahorraréis en consumo eléctrico se ve compensado su mayor precio.

Ahorrar energía y contribuir al bienestar del planeta está en nuestras manos, y dicho sea de paso, un menor consumo repercutirá de manera positiva en la economía familiar..todo son ventajas!!

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *